93 205 43 33

Cuidado de las Alfombras

¿En qué se diferencian las alfombras orientales de las mecánicas?

Las alfombras orientales que nosotros importamos y distribuimos superan en calidad a las mejores alfombras mecánicas; están hechas a mano, hechas a base de hileras de nudos con hilos de lana y tintadas mediante procedimientos completamente artesanales. Si comparamos una alfombra oriental de lana con una alfombra mecánica de lana, la principal diferencia estará en su textura, la cual al ser más compacta le da más resistencia y duración. El anudado se convierte así en una barrera higiénica que impide la penetración de la suciedad y facilitará la limpieza.

El anudado y la variedad de diseños propios de las alfombras orientales, colores y medidas permite innumerables opciones y que sea fácil encontrar aquella pieza que más se adecúa a las preferencias de cada persona. La laboriosidad con que se elaboran nuestras alfombras les proporciona una belleza original muy superior.

Las alfombras orientales, clásicas o modernas tienen un gran valor artesanal, funcional y estético lo cual no se corresponde con su coste económico.

¿Cómo limpiar mi alfombra si le cae un café?

La limpieza habitual de las alfombras es fácil y simple, basta con aspirarla cuando se vea necesario. Si se mancha con un líquido como el café u otras bebidas o salsas se puede limpiar quitando primero al máximo, el líquido absorbiéndolo con un papel de cocina o recogiéndolo con algún utensilio, y luego frotando la mancha con un paño mojado y enjabonado, a continuación se retira el resto de jabón y se deja secar.

No es necesario ni bueno lavar las alfombras frecuentemente, ya que las máquinas industriales, aunque son eficaces en la limpieza, son perjudiciales para la vida de la alfombra ya que deterioran la textura de la lana. Un lavado a fondo se puede hacer cada 5 a 10 años, según el tipo de alfombra y la intensidad con que se use. Aun así, asegúrese de entregarlas a un establecimiento especializado.