Históricamente, Irán o la antigua Persia, ha sido el país con una tradición más larga en la artesanía de alfombrasanudadas a mano y sus variados estilos, propios de sus distintas regiones, han alcanzado gran prestigio a lo largo y ancho del planeta.  Algunos ejemplos son:

TABRIZ, ciudad al norte de Irán, aunque también elabora alfombras en lana, su nombre está asociado con sus famosas alfombras en lana y seda y de nudo fino.

El hecho de que parte del diseño esté hecho en seda y otra en lana, le da un realce especial al dibujo y la convierte en una alfombra de gran calidad .          

GHOM-  En esta población, en el centro de Irán, se elaboran las mejores alfombras en seda; es decir, tanto la trama como la urdimbre y el pelo es de seda natural.  Al ser los hilos de seda muy finos, hace que se conviertan en las alfombras más finas, llegando al millón de nudos por m2. e incluso más.

MALAYER-   Son alfombras escasas y difíciles de conseguir, con diseños muy propios de tipo floral pero continuo y sin medallón.  Suelen tener colores suaves o pagados.

GABBEH-     Alfombras tribales del sur de Irán, elaboradas totalmente en lana y generalmente de nudo grueso y con una altura del pelo bastante alta. Su característica principal es que tienen unos diseños muy simples o naif, casi lisos, y con unos pocos detalles de figuras humanas o de animales.

BIDJAR-   Elaboradas en lana sobre urdimbre de algodón, son las alfombras que se caracterizan por un nudo super compacto, lo que las convierte en las de mayor resistencia y permite que sus pequeños y repetitivos dibujos –generalmente geométricos- sean nítidos.

NAIN-  Alfombras muy apreciadas por su calidad. Realizados sobre una base de urdimbre de algodón delgado, se consigue que los nudos sean pequeños, lo cual permite  que su diseñó sea detallista. Una de sus características es que el contorno de los dibujos esté realizado en seda.

SHIRAZ-   Son alfombras de estilo tribal. Suelen ser de nudo grueso puesto que su trama y urdimbre está compuesto por hilos de lana, que es de un grosor mayor que los hilos de algodón, lo cual hace los nudos hechos sobre ellos resulten grandes. Sus diseños son figuras geométricas que no guardan un orden o simetría perfecta.

GASHGAÍ- Similares a las Shiraz en diseño y composición pero con nudo más pequeño y compacto.